14 de diciembre de 2008

Cine: "My Blueberry Nights"


El maestro hongkonés Wong Kar Wai, en cuya filmografía hallamos piezas de indudable valor artístico, moral y ético como "In the mood for love" o "2046", nos deleita nuevamente con otra obra capital para comprender la grandeza del séptimo arte, la complejidad y entresijos del alma humana y… de la vida en general.

Qué chorrada de película, en serio. Cuando quieren venderte excremento envuelto en papel de celofán tienes tres opciones (creo). La primera es ponerte unas gafas de pasta y autoengañarte para convencerte de que lo que hay escrito en el párrafo superior es una verdad universal; la segunda es agobiarte y pasar un mal rato; y la tercera es desconectar e intentar ver los pros y contras del asunto, que no todo tiene por qué ser horrible.

Para "My Blueberry Nights" he optado por la tercera opción ya que sospecho que es la única con la que no te estallan las neuronas... Los pros: Rachel Weisz está como un queso. ¿Muy machista? Bueeeno, Jude Law está más rico que el pan Bimbo con Nocilla...o no, que sale así como sudado y guarrete y eso sé que no os pone a todas ;> Vale, si me esfuerzo un poco más os diré que el casting es muy acertado y están todos bastante correctos. Y ya está, os diría que la paleta cromática está muy conseguida pero sé que eso a la mayoría os resbala. Así que vamos a por lo malo.


La historia es simple y bastante tonta (si os la cuento, creo que me cargo el poco interés que pueda tener su visionado). Sin destripar nada, puedo contaros que hay varias historias que están presentadas en forma de semi road movie; la forma en que están ligadas es bastante gratuita y da la impresión de que la película podría durar eternamente añadiendo más personajes y localizaciones. Si no importa dónde está la protagonista (la cantante Norah Jones) ni de qué trabaja, pues lo hacemos más sencillo:¿necesitamos una historia de una jugadora de póker? Pues hacemos que la protagonista trabaje de camarera en un casino... y así se van atando las tramas -casualmente, es la parte del film con más ritmo y gancho-. Para colmo, el autor se pasa las sutilezas por el forro: nos explican las metáforas verbalmente, tal cual (las llaves, las puertas, el ''dejar marchar"). Si a esta película le quitas el que te hagan pensar... ¿qué te queda?


Tengo un desprecio profundo por esos personajes que hacen cosas extrañísimas en pantalla pero que intentan que les veas como gente sensible, diferente y especial. ¿Quién no ha trabajado en un bar y ha pasado una agradable velada viendo las grabaciones de la cámara de seguridad, llorando al ver el devenir de las miserias de las vidas ajenas que deambulan ante nosotros sin que nos percatemos de ello? Es igual, olvidadlo… Por último, hay un uso constante de grano en la imagen y falta de fotogramas que entrecortan el movimiento. Que sí, que alguien me contará que es una metáfora de algo...pero es que a estas alturas creo que ya me da bastante igual.

En realidad no es TAN terrible (aunque algo lo es). He visto películas mucho peores y no he sido tan duro, pero solo es porque esas otras películas no eran tan deliberadamente pedantes, pretenciosas y en apariencia profundas (por ello mismo vacías) como esta "My Blueberry Nights".

PD: No, qué va, no me gusta Rachel Weisz... n_n

5 comentarios:

Cosette dijo...

Tío, me encanta tu crítica (no hace falta que te diga que estamos de acuerdo al 100%). Yo también opté por desconectar e intentar sacar lo bueno de la peli...
Especialmente hilarante este comentario:

¿Quién no ha trabajado en un bar y ha pasado una agradable velada viendo las grabaciones de la cámara de seguridad, llorando al ver el devenir de las miserias de las vidas ajenas que deambulan ante nosotros sin que nos percatemos de ello?

Pero tío, ¿por qué no aciertas a comprender el significado metafórico de lo que el autor te está intentando explicar? ¿No ves lo profundo que resulta el mirar las grabaciones de la cámara de seguridad? Es una metáfora sobre la incapacidad de no saber afrontar los propios demonios personales, y refugiarse en lo ajeno...ja, ja! :D

Por cierto, ¿no te pareció asquerosa la escena del helado en la boca de Nora Jones? EEECSSSSS!!!! (creo que originalmente pretendía ser sensual, o algo así... O_O).

En fin, coincido contigo... Rachel Weisz está buenísima (me encantan las fotos que has escogido!), ya sabes que está en mi lista de las chicas más hot!!! ;p

Petonets!

ari dijo...

Juanmi!
Mira aquí et passo un enllaç amb el meu fotolog de Crepúsculo (si, en tinc un ajaj). Per si algun día no saps que fer i et vols riure una estona amb les meves motivacions http://www.fotolog.com/myangel_cullen
Un petonet, i ens veiem!

J.M. Marí dijo...

Thanks, Cosette! ^^

Es que la escena de las cintas de seguridad me pudo. “Es una metáfora sobre la incapacidad de no saber afrontar los propios demonios personales, y refugiarse en lo ajeno...” y podríamos seguir con esta coña hasta cansarnos!! Ahí me di cuenta de qué pie calzaba la película... y es algo que me da rabia, de verdad. Hace poco, Lord Reaver nos hablaba de “pelis de chinos” y que son “para chinos”; no estoy totalmente de acuerdo con esa afirmación porque algunas de esas películas que detesta a mí me encantan. Pero es que basta con que te tragues un par como “My Blueberry Nights” seguidas para convertirte en el máximo defensor de las teorías de Reaver (un saludo, Reaver ;>).

La escena del helado de vainilla con pastel de arándanos en la boca de la protagonista da un poquito de asco. Sí, yo también creo que pretende ser sensual o erótica o...lo que sea que desde luego no consigue ;p. Leí que el director rodó la toma 90 veces...

Por cierto, olvidé comentar que Wong Kar-Wai se homenajea a sí mismo (ya es triste) y usa una versión del “Yumeji’s theme” de “In the mood for love”, un temazo clásico que aquí se transforma en algo... folk? No sé tanto de música como para etiquetarla, pero me pareció que estaba por debajo de la original.

Rachel Weisz está más que buena!!!!! Está buenórrima! ;p Natalie Portan, en cambio (y mira que es mona) luce un peinado estilo cardado que le sienta realmente mal... imagino que se quería alejar de su imagen convencional, pero no sé el motivo real de su estilismo (el personaje no requería nada especial a nivel físico).

Un besote!!

Laura dijo...

Jude Law estará como el pan bimbo con Nocilla, pero el rollito barman acosador era bastante creepy; Nora parecía directamente tonta (aunque yo ya firmo por un trato del estilo: año de road-trip por los EEUU + Jude Law esperándome al final) y los demás personajes... Nah, en realidad los demñas personajes de gustaron, aunque el de Natalie es de los que no me cae bien por principio.

Para aportar mi toque pedante: lo de los frames que caen, los neones , las luces desenfocadas y la paleta cromática es totalmente Wong Kar Wai (que es chino, pequeñuelos) y siempre hace lo mismo con Hong Kong o Beijing o donde quiera que haga sus películas. También tiene una especie de obsesión malsana con lo de repetir una canción a lo largo de la película y con que los focos de la acción sean cafeterías/bares. Juraría que de su mano han sido "camareros" todos los grandes, Andy Lau, Tony Leung (aunque en la que lo recuerdo, él era el polo que se hacía amigo de la camarera...os suena?), ek amigo Kaneshiro...y Leslie Cheung no porque en todo Happy Together no parece que tenga oficio ni beneficio...o sí, pero el más viejo del mundo!

En definitiva: flojita. Solo te lo pasas bien resiguiendo tópicos si eres MUY friki, pero como historia no tiene nada destacable en absoluto.

L xx

J.M. Marí dijo...

Buenas!

Jo, qué abandonado tengo el blog; hasta puedo sentir sus llamadas de atención y cariño...;p

Bueno, más que acosador yo veo a Jude Law en plan "los dos sabemos que te la acabaré hincando", de ahí que (junto al sudado y lo grasiento del bar) recuerde al pedófilo carroñero del barrio: "¿Quieres un cachito de tarta de arándanos, pequeñuela? Ah, la vainilla es casera...". Chiste fácil, sorry ^^

Norah parece pelín cortita, cierto. De hecho, en cuanto Natalie le ofrece el trato de la pasta por el coche, estás esperando (¿deseando?) que se la meta doblada. Y lo del "quería compañía" no sé a ti, pero a mí no me cuela; hubiera preferido sinceridad para con el sufrido espectador y que dijera "el guionista necesitaba un McGuffin". Cuando hacen autocrítica, aunque sea tarde, soy un poco más tolerante ;p

Lo del road trip me pareció gracioso, pero el guionista (otra vez, pobre) debe ser un contable pésimo: ¿un año trabajando a doble turno, comiendo en el curro, y solo ahorra 3000 dólares? Al final me puse a pensar cosas como esta, ya ves lo absorbido que me tenía la peli, jeje. Natalie me cayó de perlas en "Closer" (eso era una peluca bien puesta!!;>), aquí fallaba algo (que iba más allá del pelo y las gafas, por cierto). Hay que ver qué fetichista estoy hoy... Y los demás, pues siempre es un grandísimo placer ver a Rachel Weisz; me hizo gracia verla de femme fatale (los años le sientan de vicio y la vuelven aún más creíble en estos roles). David Strathairn también estaba bastante bien y daba penita verle tan enamorado de una mujer que ya no le quiere.

Mil perdones. Patinazo total el meterle en el saco coreano (es el cine asiático que más veo últimamente). Como diría el agente Smith, "todos me pareceis iguales" ;p. Poca coña, que al principio confundía a Andy Lau y Tony Cheung... imperdonable también ñ_ñU. De Kar Wai solo tengo en mente "In the mood for love"; no recuerdo si allí usaba o no la falta/aceleración de frames (en esta lo aborrecí) y el tema de luces desenfocadas y neones quizá en aquella me funciona mejor porque filma en su país y para nosotros representa un mundo diferente, exótico. En cualquier caso, es otra de las pedantadas que hacen que el público odie "el cine de chinos" y los que lo vemos (sufrimos, a veces) tengamos tan mala fama.

En lo último, sin duda, coincidimos al 100%: flojita.

Un beso!;x