10 de diciembre de 2008

Cine: "Crepúsculo"

En primer lugar, no he leído ninguno de los libros en que se basa la película. En segundo lugar, no tengo ninguna intención de hacerlo en vista de las opiniones (fiables) que me han dado al respecto -aunque finalmente ya se verá-. En tercer lugar, esas mismas opiniones dejan al primer libro como una obra decente; muy superior al resto de entregas. Por último, esto es una adaptación y no tengo por qué haber leído los libros para entender la trama y disfrutar de su visionado; en caso contrario, sería, de entrada, una mala adaptación (como las dos últimas de Harry Potter).


Espero que lo arriba citado sirva para excusar a esta (por todo lo demás) estimable película de su punto débil más evidente: su premisa inicial. A Bella le pone Edward porque sí y a Edward le pone Bella también porque sí. Se aman incondicionalmente, le pese a quién le pese. Hasta aquí bien. Lo malo es que ella es una chica de diecisiete años y él es un vampiro de cien (con apariencia de diecisiete, claro, que si no la atmósfera angsty-teen no funciona). Lo de Bella me lo podría creer: ha conocido a un vampiro interesante y misterioso que, además, está bueno (a eso voy luego ;p) y le presta atenciones. ¡Mola! ¿No? Pero...¿él qué le ve a Bella? Al principio de la peli parece una chica reflexiva y madura (con un par), pero avanza el metraje y se va volviendo cada vez más pava, la típica "chica en peligro". Esto está expuesto casi como una suspensión de credibilidad: en Star Wars existe la fuerza y los sables láser; en Matrix vuelan y detienen balas; y en Crepúsculo los vampiros de cien años se enamoran de adolescentes.



Superado el bache, nos encontramos con una película entretenida y correctamente dirigida. De hecho, los primeros minutos presagian un producto de calidad: Bella correcta; Jake, un encanto; presentación del instituto, interesante...hasta que sale Edward. ¿Dónde ha aprendido a actuar este chico? No es que ella sea la bomba, pero al lado de Edward parece Meryl Streep. Las lentillas que todos llevan hacen mucha pupa (Bella también, en realidad tiene los ojos claros), porque la pupila no se mueve y anula por completo la expresividad de la mirada. ¿Y quién ha dicho que él es guapo? Se supone que es un vampiro cuyo atractivo le hace parecer casi un dios; y este chico...pues como que no. ¿Y los peinados? A los de estilismo les podrían haber dado menos manga ancha; el rubio de Jasper y Carlisle es sencillamente espantoso.


Luego, algunos efectos son más propios de películas asiáticas de los setenta que de una producción americana del siglo XXI...pero esto no es importante: funcionan, la historia no se beneficia pero tampoco se resiente, y asumo que el presupuesto de la película no debe ser para echar cohetes. Eso sí, ¡¡¡que alguien me explique porque no sale ni un solo colmillo en una película de vampiros!!! Aunque a nivel de producción parezca un buen piloto de una serie de televisión o un telefilme de domingo, insisto en que la historia tampoco lo requiere.


La conclusión es que "Crepúsculo" es lo que es: una película que estaban casi obligados a hacer; la demanda del fandom era alta y las entradas estaban vendidas antes incluso de escoger directora. Este tipo de productos ("adaptaciones de", ya me entendéis) acostumbran a ser, hablando claro y mal, una mierda. Fui a verla con esa idea en mente y me llevé una grata sorpresa: a excepción de la premisa de amor incondicional e irracional (original del libro), "Crepúsculo" es una película muy digna con la que pasaréis un buen rato.


6 comentarios:

Killy dijo...

Está claro que en su momento me tragué un chorrón de moñeces como el que más (el que lo niegue, miente!), y de vez en cuando cae alguna que otra todavía. Aunque, aun sin excesivos prejuicios para con las temáticas (siempre hay alguno, claro), la estética 'emo' chunga de esta generación, de la cual beben pelis como esta, me resulta totalmente infumable.

Lástima, quizá me pierdo cosas interesantes por calamaro, pero me da a mí que...

Laura dijo...

Ya sabéis lo que opino de los libros... Pero la película? Pues me pareció bien. Bella parece mucho menos imbécil, Edward no está mal (no es divino, pero a ver quién era el guapo que se metía en ese papel sin parecer un adefesio, dada la pasión con la que describe su perfecta hermosura UNA Y OTRA VEZ). Salvo por el...indescriptible estilismo de Carlise y...Jasper, para el que no tengo palabras (Creo que hasta voy a restituir a Jared Pada...Pada...Pada-something ;-) en calidad de "actor" en comparación), me lo pasé bien.

Y todo sera dicho, me reí pero mucho. Como no se suponía que fuera comedia, no estoy segura de que eso sea muy bueno, pero la verdad es que toda la sala de cine estallaba en carcajadas espontáneas a menudo. El momento ventilador no tiene precio.

En resumen, que he abandonado los libros, pero si me rebajan lo suficiente la insufribilidad extrema de Bella (en la peli al menos no se me marea cada tres minutos) seguiré con pseudocariño las adaptaciones.

Y que Dios nos coja confesados.

L xx

J.M. Marí dijo...

Maese Killy, saludos!

Siempre defiendo que, a menos que una película sea de tipo social o histórico y pretenda reflejar los hábitos de una generación, se evite en la medida de lo posible el uso de las estéticas extremas que se llevan. Hasta en "Orgullo y Prejuicio" (la moderna, la de Joe Wright y Keira Knightley) llevaban pelacos de estos, rollo "emo". Ahora no cantan (bueno, cantan, aunque tampoco demasiado), pero...de aquí cinco o seis años ¿qué? Matrix (siento repetirme, es mi debilidad ;p) no imitó un estilo, lo creó y con él creó escuela, no al revés. Por eso aún funciona a nivel visual.

Dejando de lado el tema estético, te aseguro que nadie tenía más prejuicios que yo para ver esta película. Quería que fuese una mierda para poder criticarla y despacharla a gusto, te lo aseguro, pero el caso es que la peli no se merece eso porque aguanta el tipo la mar de bien. Lo peor de la peli es el actor que hace de Edward (es malo con avaricia) y el rollo pasional-injustificado que se llevan. Por lo dem´´as, no creo que te arrepientas si le da una oportunidad.

J.M. Marí dijo...

Buenas, Laura!

Por ahí comento que no los he leído, entre Cosette y tu me habéis quitado las ganas...;p Al principio de la peli, Bella mola: es irónica y tiene dos dedos de frente. Luego afloja, pero para nada llega a molestar.

Y Edward, bueeeeno, a ratos funciona y da el pego como vampiro, pero con ese cabezón y esa cara de palo que lleva toda la peli me cuesta creérmelo como sex-symbol-emo-post-mortem. El malo (rubio) da más el pego como alguien peligroso e interesante, ¿no crees? Sobre Jasper no es que no tengas palabras, es que no las hay!!! Los actores deberían negarse a salir así en pantalla.

En el cine, teníamos unas chicas al lado que se partían con cada momento emo-sensual, y eran fans de los libros con total seguridad. Hay momentos involuntariamente cómicos, pero...¿cuál era el momento ventilador? No me acuerdo!! A este respecto, me encantó el padre de Bella como contrapunto crítico y para soltar alguna frase ingeniosa.

Las demás pelis...ufff, no sé. Lo peor de ésta parece ser precisamente que sea fiel al libro. Me han contado cómo se desarrolla la historia y el final del cuarto libro. Creo que deberían ejecutar a Stephanie Meyer por haber ideado semejante mamarrachada; y a cualquier productor que quiera adaptarlo también...por si acaso ;p.

(`·.·•мαяgун•·.·´) dijo...

Sin comentarios, menos mal que en filmaffinity le has puesto un 6 porque por lo demás te ponía un NO como una casa...
Y por cierto puede que Robert Pattinson no sea un muy buen actor pero cuando te vea en la gran pantalla avisame OK??

J.M. Marí dijo...

Hola, Margot.

¡¡Bienvenida!! Eres la primera persona totalmente ajena a mí que visita esto por iniciativa propia -aunque te muevan impulsos negativos ;p-. A ver, a mí no me verás en la pantalla grande porque... no soy actor. Sin embargo, si quieres opinar sobre mi modo de escribir o mis ilustraciones, siéntete libre para hacerlo: a eso sí me dedico. Las opiniones son totalmente subjetivas y válidas, siempre que sean coherentes y respetuosas. Creo sinceramente que Robert Pattinson es un actor de recursos limitados (y él sí es actor). Kristen Stewart, pese a las lentillas, o Taylor Lautner están por encima de él en cuanto a credibilidad y frescura.

Lo que más me llama la atención es que la crítica que escribí es positiva –acabo de releerla para corroborarlo-. Supongo que no te ha gustado que critique a Robert Pattinson, pero suscribo lo dicho más arriba e insisto en que no es una gran elección. Leí que la directora hizo pruebas con Kristen (su primera elección) y otros cuatro actores además de Robert para ver con quién tenía más química en pantalla. No sé quiénes son los otros cuatro; si dispones de esa información, te agradecería que me la facilitaras.

He pasado por tu blog. Es interesante y está al día. Que Taylor Lautner siga en el papel de Jacob es una gran noticia, de veras. Por otra parte, Catherine Hardwicke mostró buen pulso y amor por el producto, y ha demostrado ser una gran profesional al negarse a rodar una secuela bajo unas condiciones tan lamentables. Sin embargo, su marcha deja un vacío emocional importante; esperemos que Chris Weitz sepa rellenarlo. Es difícil de predecir si lo hará bien o no, pero piensa que Hardwicke tampoco parecía la más adecuada y finalmente sacó el proyecto adelante.

¡Un saludo!