27 de noviembre de 2009

Música, maestro (II)

Hay muchos tipos de amor. Y hay tantos tipos como formas de hablar de ello. El más habitual es el llamado "amor correspondido". En el ámbito musical, es un subgénero por el que nunca he sentido mucho interés. Supongo que el exceso de glucosa que desprende el conjunto me echa para atrás -en ese terreno, Cèline Dion, Withney Houston y compañía han hecho mucho daño... ;p-. Entre los demás tipos de amor (o sentimiento pasional), hay uno que me llama especialmente la atención: el "angst".


No encontraréis "angst" en el diccionario de la RAE (¡anticuados!), ni siquiera en el de uso de María ¡qué heavy! Moliner -aunque con este no me meto-. En Wikipedia y Urban Dictionary (página muy divertida, por cierto ;>) sí está reseñado. Confiando en la Wiki, descubrimos que es “una palabra holandesa, alemana y escandinava que significa tanto miedo como ansiedad, y describe un intenso sentimiento de falta de armonía sentimental”, y que tiene connotaciones vinculadas a la filosofía de Kierkegaard… (yo también me he quedado igual ;p). Actualmente, y corriendo el riesgo de pecar de reduccionista, es una palabra vinculada al imaginario adolescente y su discurso "odio el mundo, soy una víctima del sistema", además de ayudar a definir una parte de las tensiones entre personajes literarios y en la escritura de fanfics XD.


Para que nos entendamos, la tortuosa, nociva, tóxica, corrosiva, retorcida, enferma y genial historia de amor que viven Catherine y Heathcliff en "Cumbres borrascosas" sería el ejemplo perfecto de una relación "angst". Si no os va la literatura, podemos resumirlo en una frase:

"Eres una zorra (o un cabrón) que me ha jodido la vida y, aunque cuando te miro siento ganas de vomitar y romperte la cara, lo cierto es que no puedo vivir sin ti".

Bonito, ¿eh?;p


Volviendo al ámbito musical, cuando el tema de la canción está relacionado con rupturas y miserias humanas, todo se empapa de un tono oscurillo mucho más interesante (en mi opinión, claro), hasta el punto de que algunas "lentas" me entran. ¿Por qué digo lo de "lentas"? Porque hasta hace no tanto mi entendimiento del inglés hablado era nulo y una canción me entraba solo por cómo sonaba, por su ritmo, y no por lo que decía. Pues bien, revisando mi archivo musical, me puse a escuchar y... descubrí que casi todas las "lentas" que me gustaban, casualmente, hablan de "angst"... ¿Es coincidencia? ¡¿Debería ir al médico?! O aún peor: ¡¡¿¿Soy emo y no me he dado cuenta??!! -es inconcebible que jamás me peine así...;p


Por ejemplo, un grupo al que he seguido con interés desde sus inicios es Linkin Park. Casi todas sus canciones (tanto las "lentas" como las más cañeras) hablan de desamor, deseos frustrados, impotencia, etc. Vamos, como casi todos los grupos de rock mainstream (adolescentes o no). Y antes de que esto se convierta en un lamentable tratado sobre algo, me planto aquí. Al fin y al cabo, no tengo N.P.I. de música y todo lo anterior no es más que una divagación demasiado larga para enlazaros unos temillas que hablan sobre ello, puede que ni siquiera eso No sé si serán los mejores o los peores; unos son clásicos...y otros no. El único motivo de reseñarlos es que me gustan y quisiera compartirlos con vosotros. Ahí van:



Podéis ver o descargar las letras de las canciones desde aquí.


(pd1: gracias, Cosette, por iluminarme con algunos de estos temas y por que esto sea una playlist y no ocho puñeteros enlaces a Goear que saturan la carga de la página ;>)

(pd2: están en orden alfabético para que se me vea menos el plumero ;>)

(pd3: si recordáis u os encontráis con algo bueno de este estilo, ¡pasadme el enlace!)


6 comentarios:

Onari dijo...

:D:D:D

Jejeje, angst forever!! Y en música más. Las canciones que hablan de amor correspondido o "romántico" son para vomitar (Crepúsculo, anyone?) así que estoy totalmente de acuerdo contigo. Aunque ya hemos comprobado que no nos gustan exactamente las mismas canciones (porque claramente no sabes apreciar la arrebatadora cadencia de las voces tipo Staind (err...y Shinedown, Seether, Nickelback, 12 Stones... vale, vale, no negaré que se parezcan) ;)

En cualquier caso, me permito apuntar la clasificación personal sobre música que establecí en mi mente hace varios años, también tras constatar de lo que solían hablar las canciones que me gustaban:

Pop: Te quiero, te adoro, te compro un loooooooro!!
Rock: Qué dura es la vida del currante, pero saldremos adelante!
Metal/hard-rock: Que no soy para ti, pesá. Que no voy a cambiar por mucho que me toques los cojones. Pero lo siento, que conste.
Punk Ostras es lunes y no quiero ir al cole. El mantel está puesto y pasa un coche rojo por debajo del balcón (y demás cosas disjointed, pero con mucha batería.
hip-hop Pedazo de mier**, te voy a pegar un jostión que te van a hacer palmas las orejas.
Alternative rock Soy rebelde porque el mundo me ha hecho así. Porque nadie me ha tratado con amor...
clásicos Cualquiera con letra incomprensib... digo, simbólica, que suene super importante para la sociedad y cultureta durante los diez años siguientes.

Lo mío? Metal, alternative y hip-hop. Pero hip hop del de "voy a pegarte un tiro", no del de "cómo nos gusta la fiesta-R&B"

A que se me nota optimista?

JM dijo...

Muy buenas, Onari!

A una de mis hermanas le encantaba Whitney Houston… hasta que aprendió inglés (CRAPúsculo, anyone? ;p). Ei, y no tengo nada en contra de las voces de Shinedown o Seether; al contrario. Al resto no los tengo ubicados, pero supongo que al decir que no nos gustan las mismas canciones, ¿te refieres a esos grupitos de tipejos con voces afeminadas? (con cariño, always! n_n).

Lo de las etiquetas es muy duro -basta con ver las locuras que dice un iPod al etiquetar ciertos temas-. De todas formas, estoy muy de cuerdo con tu cachondo resumen; me gustan especialmente tus descripciones de metal/hard-rock, punk y clásicos XD. Yo tengo una teoría sobre tu teoría, y es que lo que dices del punk y los clásicos afecta a TODOS los géneros: en las letras se dice CADA SOBERANA CHORRADA que te hace cuestionar la inteligencia del compositor o pensar sobre qué sustancias mezcla con el tabaco. Entiendo que se busque la rima, o que la voz siga el ritmo, pero es que a veces…Por poner un ejemplo, me viene a la cabeza “No es lo mismo”, de Alejandro Sanz (martilleó mi cabeza durante varios meses en el hilo musical de donde trabajaba), y seguro que no es lo peor que circula por ahí.

Mis gustos van a épocas, pero me gusta el guitarreo, las voces cavernosas (tipo Marilyn Manson), los violines y contrabajos… a épocas ;>

Killy dijo...

Pues coincido completamente contigo en gustos esta vez, ya que también gusto del rollo 'angst' musicalmente hablando cuando me apetece escuchar temas que hablen de los sentimientos.

Opino que cuando necesitas usar este gran conductor que es la música para volcar/maximizar/gozar/proyectar tus sentimientos, este tipo de historias montadas en sus fantásticas monturas, que son las melodías, hacen posible que el momento sea especial, íntimo.

De las expuestas me quedo sin dudarlo con Sia, Maná y Dido. No únicamente por las letras, que son copjonudas, porque como en cualquier tema, pero más en este tipo de música, la combinación con la sonoridad es lo que realmente te llega.

No se si se podrían calificar del mismo modo, ya que sus letras pueden hablar de faltas de armonía sentimentales más genéricas (hacia la gente en general, el desasosiego situacional y hasta teológico según se interprete), pero hay unas pocas que también recomiendo:

(englobadas en lo que define el Angst)
Lonely Day de SOAD
Shy de Sonata Artica
So Payaso de Extremoduro

(más genéricas)
Mad World de Gary Jules
Baby de Serj Tankian
Dust in the Wind de Kansas

JM dijo...

¡Hola, Killy!

La letra de una canción es importante, claro, pero estoy de acuerdo contigo en que como no me entre por los oídos a nivel meramente instrumental, no me entra y punto. Dicho lo dicho, puedo escuchar una soberana chorrada (como varias de Marylin Manson) si me gusta cómo suena, pero no al revés. Y tengo mis vicios, cómo no: márcate una guitarra potente y ya me tienes; mete un violín o un buen bajo y me estás poniendo la piel de gallina de la emoción (literalmente, por cierto); pero como metas un pianito lento te lo estampo en la cabeza… “Breathe me” es una excepción por la percusión, esa increíble cuerda y una voz que me llega.

Acabo de escuchar todas tus recomendaciones en ese fantástico lugar que es una sala de pc’s medio vacía (gran curro, el mío ;p). Paso a comentártelas (balance fifty-fifty, sorry… ñ_ñ).

“Lonely day” es un perfecto ejemplo de esto que pongo arriba. Aunque no se hayan partido la cabeza con la letra, me gusta cómo suena y podría escucharla una y otra vez sin cansarme. Se nota que canta Malakian y no Tankian (sus desfasadas y su forma de destrozar el inglés con ese acentazo armenio no me entran al 100%, aunque el balance no me desagrada… ya te dije a quién me recuerda ;p).

“Shy”, de Sonata Artica, me ha parecido un soberano pastelón de esos de hacerte un cortecito vertical por el brazo: ni voz ni música ni letras ni ná.

A “So payaso” le veo cierto rollo, ideal para pegarte un buen cogorzón a solas, en la mesa más arrinconada de un bareto concurrido, mientras la gente baila porque la música tiene ritmo y tú te sumes en la miseria más absoluta porque la letra te recuerda a una mujer.

No puedo separar el “Mad world” del trailer de Gears of war, al cual 30 segundos de melancolía le sentaban de perlas, pero la canción entera se me hace pelín repetitiva, de cadencia monótona, potenciado por el hecho de repetir dos veces varios versos. Y la letra es deprimente a matar, en efecto.

El “Dust in the wind” es un clásico… de esos que es mono pero por alguna razón me deja indiferente. No me preguntes por qué. Como cierta persona me dice a menudo, soy un insensible ;p

Con “Baby” de Serj Tankian me pasa como con “BYOB”: sentimientos encontrados. ¿Tankian tiene algún tipo de esquizofrenia para componer esas canciones que son como agua y aceite? Ya te comenté en tu blog que no conocía System of a Down; a diferencia de mi tendencia habitual, me gustan más cuando se contienen y hacen “pop duro” que cuando gritan… Supongo que me dejo llevar por las melodías guitarreras, que me parecen realmente buenas. Junto con “Lonely day” (en la que sí está esa contención, gracias en gran parte a Malakian), es la que más me ha gustado de tu lista ;>

Bueno, bueno… estos intercambios musicales no están nada mal, ¿no? A ver si nos marcamos cosas de estas más a menudo, que así nos abrimos un poco a otras cosas.

Un saludo!!

Onari dijo...

Discrepo, Mad World es uno de mis hits :)

En esa línea, también estaría Into the fire, the Thirteen Senses.

Y puestos a Kansas, mención obligada en mi corazón a Carry on my Wayward Son ;) Cuando veas SPN también le cogerás cariño :D

L xx

JM dijo...

Ja, ja, ja!

Acabo de ver tu comentario de casualidad. No pretendía ofender...;p Me pillas a punto de bajar persiana, pero te aseguro que en cuanto tenga un momento reviso tus propuestas ;>

Besos,

J