24 de febrero de 2009

Cine: "Slumdog Millionaire"


Este peliculón ha sido la gran sorpresa de los Oscar de este año. Danny Boyle debe estar contento; de su película más celebrada, "Trainspotting", ya han pasado más de 12 años y desde entonces no había vuelto obtener un reconocimiento tan masivo. Se ha llevado ocho estatuillas de las diez a las que aspiraba, entre ellas las de mejor película y mejor director. Que conste que competía consigo misma en la categoría de “mejor canción”, así que solo ha caído frente a “El caballero oscuro” en edición de sonido.


"Slumdog millionaire" narra la historia de Jamal, un chico de 18 años que se presenta a la versión india de "¿Quién quiere ser millonario?". Cuando arranca la película, la policía está interrogando a Jamal porque está en una fase avanzada del concurso y creen que, de algún modo, está haciendo trampas –alguien de su categoría no debería saber esas respuestas-. Para responder a cada pregunta, Jamal recuerda por todas las vicisitudes que ha sufrido desde su cruda infancia (junto a su hermano Salim y su amiga Latika) hasta el presente. Al policía que le interroga, lo que más le llama la atención es que Jamal no parece una persona interesada en el dinero, entonces… ¿por qué se ha presentado al concurso?


“Slumdog Millionaire” es una historia que habla de crecimiento, de superación personal, de bondad, de la suerte, del destino... y de amor. Está rodada de forma valiente, mostrando sin adornos la vida de los barrios más bajos de Mumbai (Bombay, para nosotros), donde la pobreza y la violencia representan el día a día de sus habitantes. Sin embargo, tanto el carácter optimista y bondadoso de Jamal como el tono esperanzador y vitalista de la narración hacen que nos maravillemos con lo que se nos cuenta en lugar de alterarnos por lo que vemos (violencia como medio aceptado de supervivencia, mendicidad y tortura infantil, tortura policial, pobreza extrema, etc.). En muchos sentidos, me ha recordado a "Ciudad de dios", otro peliculón –que fue nominado a cuatro Oscars pero no se llevó ninguno- con el que comparte estructura e interés.


A ver si hay suerte y el aluvión de Oscars que ha recibido hace que esta estupenda película aguante un poco más en las carteleras; quizá, entre eso y el boca-oreja-blog vaya más gente a verla. Yo, con esta crítica, pongo mi pequeño granito de arena ;>.


2 comentarios:

Anónimo dijo...

O sea, que te ha gustado no?
Reconozco que era reticente a verla. Desde fuera me parecía una pelicula algo ñoña y bollywoodiense, pero tras el montón de Oscars que ha recibido y tu crítica...igual hasta me animo!
Por cierto, hablando de Oscars, viste la ceremonia? Lo mejor de ella (sin lugar a duda) es "Hugh Jackman". Lo hizo de película...canta, baila, es simpático y además está bueno!!!

Petonets,

Mons

J.M. Marí dijo...

Welcome, sis!^^

Sí, me gustó mucho. Yo también era reticente hasta que leí entrevistas con Danny Boyle donde aseguraba que más lejos de Bollywood no podía estar -aunque tenga un muy breve homenaje ;p-; pero claro, todo el casting de actores indios despista bastante... Lo dicho, si te gustaron el tono y el estilo de "Ciudad de Dios", aquí también pasarás un muy buen rato.

No vi los Oscar, pero vía YouTube (a.k.a. "el amigo de los frikis") vi el número de apertura y me pareció genial. ¡Qué talento tiene este tío! Canta y baila de puta madre, tiene magnetismo y, sí, además está bueno. Sin embargo, junto con Clive Owen y Viggo Mortensen, es de esos que mejora cuando va guarrete ;p.