5 de julio de 2012

Cine: "Blancanieves y la leyenda del cazador"

Contar las historias de toda la vida como se ha hecho toda la vida es ahora un acercamiento demodé: hay que alterar elementos, transgredir de algún modo, que todo cambie para que todo siga igual. El éxito de las Fábulas de Bill Willingham en el campo de la novela gráfica o Once Upon a Time en televisión ponen de relieve que esta práctica gusta entre el público. En cine también han querido sacar tajada, claro; por ejemplo, ¿y si la malvada madrastra estuviese más buena que el pan con chocolate y Blancanieves no lograra hacerle sombra ni mirándonosla con buenos ojos?

Vale, el giro de tuerca de Blancanieves y la leyenda del cazador no es ese, pero sí es uno de los divertidos daños colaterales de tener a Charlize Theron como reina Ravenna y a Kristen Stewart como Blancanieves. El público femenino tampoco se queda sin su cupo de carne, bien cubierto por la hercúlea presencia de Chris Hemsworth en el papel del cazador y de Sam Claflin en el inncesario papel del arquero William. Aunque de entrada parezca un bodrio en la liga de Eragon, la historia no solo supera las expectativas sino que se las ingenia para sorprender con una factura técnica competente, un aire enfermizo que en algunos momentos logra dar bastante mal rollo y un tono general adulto y reflexivo. Esto debemos agradecérselo en gran medida a Chalize Theron: su interpretación sube de nivel el producto y sitúa a su memorable villana como potente eje del relato.

El sufrimiento humaniza a Ravenna. Aunque probablemente no empaticemos con sus métodos, al menos comprendemos su motivación y, por ende, el origen del mal que la consume a ella y al reino. A la postre, su personaje se sobrepone al arquetipo unidimensional para convertirse en un ser de carne y hueso que nos interesa. Tal hazaña nos hace pasar por alto el comportamiento de acelga de Blancanieves (justificado por la trama, pues un encierro de una década atonta un poco). Con la joven princesa juegan a eso de los miopes y la mirada profunda, pero haciendo que la chica se maraville y abra la boca con cada cosa bonita que ve (normal: volvemos al secuestro), de igual modo que aquel quien la conoce intuye que es especial. Cualquiera excepto el cazador, claro, que de héroe a priori tiene poco. De hecho, es un borrachuzo de tres al cuarto que está de vuelta de todo y no tiene demasiado interés ni en cargarse a Blanca ni en pasar por el aro de la reina. De nuevo (¡bravo!), hay una buena razón para ello.

No es que la película verse sobre filosofía y drama existencial o sea un ejemplo de desarrollo de personajes, pero se agradece el esfuerzo por desconectar el piloto automático e intentar aportar algo (los resultados serán desiguales, mas la voluntad está ahí). Por otra parte, a medida que avanza el metraje Blancanieves adopta una actitud proactiva en su papel de presa y decide plantar cara. Hablan de alegato feminista; yo no diría tanto, pero es significativo que, por una vez, la hembra no dependa del macho para salvar su hermoso pescuezo ni el interés amoroso sea más apremiante que la propia misión ―en realidad, "los asuntos del querer" pasan tan torpemente de refilón que uno se plantea si merecía la pena explorar ese terreno. 
 
Como último apunte, tengo la impresión de que el desenlace de Blancanieves y la leyenda del cazador ha pasado por varios guionistas (o productores) antes de llegar a la sala de edición, dejando un regusto algo ambiguo en el mensaje a transmitir. ¿Hasta dónde querían empujar las barreras? La progresión de la película es pausada pero vibrante, muy recomendable para aquellos amantes de la fantasía que gusten de un universo imaginativo y bien planteado. El final (a medio gas, anticlimático) deja varias incógnitas en el aire... lo cual es, pese a todo, un extraño punto a favor de la película. Resulta sencillo imaginar un director's cut demoledor.

Reflexiones de bar

1) Me quedé con ganas de cazador y me sobraron todas y cada una de las escenas del tal William (pienso que podría ser directamente eliminado de la trama sin consecuencias significativas).  

2) El director fusila sin complejos una escena de Mononoke Hime. Luego nos quejamos de Tarantino :p

3) En efecto, no he dicho nada de los siete enanitos. Ni son siete ni me referiría a ellos en estricto diminutivo. ¿Mi consejo? Descúbrelos por ti mismo (aunque adelanto que pasé toda la película esperando a que uno de ellos espetara algo como “Welcome to fuckin’ Fairyland, you fuckin’ cocksucker!”. El momento no llegó U_U) .
  
4) Ravenna... ¿Cuervonna? El rey debería haberlo visto venir XD

5) ¿Soy el único que captó la DETERMINANTE escena lésbica? XDDD

6) Debo insistir: Charlize Theron, brutal. La película es suya.

¡Saludos!

4 comentarios:

Mercè dijo...

¿¿Qué escena lésbica?? Pues no debí reparar en ello porque ahora mismo no me acuerdo! XD
Pues a mí sí que me gusta el papel de William, el esperado príncipe azul (con todos los detalles azules, como no) y cómo Blanca le da el esquinazo como si nada al final de la película... Era de esperar, el cazador debía salir ganando :P


(He demostrado ser un robot porque no he entendido el captcha y lo he escrito mal :()

JM dijo...

¡Hola, Mercè!

¡¡¡La escena lésbica, mujer!!! ¡¡¡Crucial en la película!!! Ocurre cuando Blanca se queda a solas con William en la nieve y le salta al cuello cual vampira que en una realidad alternativa es (anda que la chica se corta...). La escena de la manzana, vamos. Bueno, the point is: no es William, ¡¡se está morreando con Ravenna!! XD Para mí esa escena cambió por completo el rumbo de la película :p (y Ravenna, que es la ejecutora del plan, me moló aún más).

En "Ghost" también hay una escena lésbica subidísima que pasa inadvertida (asumo, quizá erróneamente, que todo el mundo ha visto esa obra de arte XD). Cuando Demi Moore tiene su momento íntimo postmortem con Patrick Swayze y todo es tan bonito... vemos a Patrick, ¡¡pero está agarrá a Whoopi Goldberg!! Pues en Blancanieves era lo mismo: vemos una cosa, pero está pasando otra muy distinta. I love it ;)

Anda, pues no reparé en que Willian vistiese combinando con azules. Es un detalle gracioso ;) No es que el muchacho me moleste (¿has visto los posters, todo repeinadito y rasurado? No se parece en nada a cómo le vemos en la peli), es que no veo propósito a su papel más allá del vínculo emocional con el que será el ejército de Blanca. Siempre he pensado que al pueblo llano se la pelan estos rollos de legítimos herederos y demás; por eso me parto con el discurso de Daenerys Targaryen :p

Y el final es raro raro... ¿Rollo con el cazador, seriously? Creía que Blanca le "recordaba" a su mujer a nivel de admiración y respeto, como alguien bondadoso que le inspira y le empuja a ser mejor persona. Cuando el beso resucitador se desvía de la frente me quedé un poco a cuadros; creo que ahí se metieron en camisas de once varas (aunque me dio rollo). Y el re-final ya es la leche, ¿qué opinas de la corona orgasmizante? (interpretación algo confusa por parte de Kristen Stewart). ¿Y cómo seguirá el cuento? Blanca mirando su reflejo en el espejo abre las puertas a muchas cosas. Eso me encantó.

Un besote!

PD2: Los captcha son el mal. He cogido la sana costumbre de copiar el texto antes de enviar, debido a la alta frecuencia con que meto la pata copiando el código... No estás sola en el mundo, Mercè :p

Una mamá bloguera dijo...

Tienes razón en lo de la escena lésbica, pero no lo relacioné como tal! True. Pues como tu dices anda que la chica no se corta en lanzarse a William, y luego le pega el esquinazo al de verdad, pobre chaval. El rollo con el cazador lo vi muy claro en el momento en que William la besa cuando la encuentra moribunda por culpa de la manzana y ella no despierta. Entonces ahí vi muy claro que la despertaría el otro. ¿Quién si no? ¿Uno de los enanos? XD

El momento corona yo lo entendí como lo que era: todo el mundo con ella apoyándola y tal pero ella no sonrió (bueno, un atisbo de sonrisa porque la chica tampoco es que prodigue sonrisas de manera gratuita) hasta que no vio al cazador, que entonces es cuando ella pone cara de "yo puedo con todo".

¿Crees que habrá segunda parte de la peli? Yo no creo... Quedó bastante cerrada la historia, no? En cuanto a lo del reflejo... es que ella es la más bella del reino, no? :P

Anónimo dijo...

YO CONOZCO ESTAS BLANCANIEVES Y ESTAS MALVADAS MADRASTRAS DE BLANCANIEVES:
ELIZABETH MCGOVERN Y VANESSA REDGRAVE(1984).
DIANA RIGG,NICOLA STAPLETON Y SARAH PATTERSON(1987).
DISNEY(1937).
JETLAG PRODUCTIONS Y GOODTIMES ENTERTAINMENT(1995).
LILY COLLINS Y JULIA ROBERTS(2012).
KRISTEN STEWART Y CHARLIZE THERON(2012).
TARYN DAVIS,MONICA KEENA Y SIGOURNEY WEAVER(1997).
KRISTIN KREUK Y MIRANDA RICHARDSON(2001).